Cuida tu cabello con buena alimentación

cuida tu cabello
Imagen de: diarioinforme

El cabello es uno de los atractivos más importantes de cualquier mujer; sea rizada, lacia u ondulada, se podría decir que esta parte del cuerpo es un accesorio natural que brinda personalidad y estilo propio.

Muchas mujeres desean melenas y peinados soñados que quizás no se puedan realizar por falta de volumen o porque no tienen el largo adecuado. Si en algún momento te ha sucedido esto porque tu pelo esta muy fino o maltratado, presta atención a los siguientes alimentos.

De acuerdo con la experta de salud estadounidense, Donna Sonkin, estos son los elementos principales que hay que tener en cuenta para el cuidado del pelo.

Omega 3

Si tu cabello está reseco y opaco puede ser por falta de ácidos grasos Omega 3. Recuerda que este nutriente estimula el crecimiento del cabello, lo mantiene suave y brillante. En el mercado hay un sin número de pastillas y suplementos de Omega 3, pero si quieres una fuente natural, este nutriente lo encontrarás en el atún, la sardina, el salmón y todos los pescados. Si eres vegana, come nueces, almendras, espinacas, aceite de canola, fresas y pepinos.

Hierro

Una sopa o crema de lenteja te hará muy bien una vez a la semana. Si tienes el pelo fino y se te cae bastante, opta por tomar alimentos ricos en hierro. La crema de lenteja es una gran fuente de nutrientes, además no es pesada y te mantendrá llena durante varias horas. El hierro hace que tu pelo no se parta, lo fortalece y aporta brillo.

Si tienes deficiencia de hierro procura comer estos alimentos: carne, pollo, pescado, cerdo. Si eres vegana opta por los cereales integrales, higos secos, frijoles rojos y vegetales verdes.

 

cuida tu cabello
Imagen de: cosasdebelleza

Vitamina C

Últimamente se ha puesto muy de moda inyectarse sueros de  vitamina C para mejorar el aspecto de la piel y del cabello. La vitamina C es un ingrediente esencial para la producción de colágeno (la sustancia que une a las células). Si estás en contra de las inyecciones y sueros, opta por comer cítricos y vegetales de color rojo y anaranjado; estos son grandes portadores de vitamina C. También puedes tomar pastillas efervescentes, pero procura que estas tengan zinc.

Selenio

La pasta, el brócoli, ajo, cebollas y el apio son algunos de los alimentos más ricos en Selenio, un micromineral antioxidante que brinda elasticidad al cabello y evita la caspa. Luego de consumir estos alimentos procura consumir frutas con alto contenido de vitamina C para favorecer la absorción del selenio en tu cuerpo.

Vitamina A

Esta vitamina además de mantener sana  otras partes del cuerpo como los ojos y la piel, también ayuda a controlar el sebo del cuero cabelludo. Si sufres de resequedad deberías aumentar la cantidad de Vitamina A. Los alimentos ricos en esta vitamina son: hígado, huevos, zanahoria, almendras, margarina, mango y tomates.

cuida tu cabello
Imagen de: esmas2

Toma nota y cuida tu cabello

Si estás decidida a cuidar tu cabello ten en cuenta que estos productos pueden retrasar el crecimiento y por el contrario aumentar la caída.
Exceso de azúcar: El pelo necesita de las proteínas para mantenerse fuerte y con brillo. Si eres de las personas que come mucho dulce y gaseosas debes conocer que el azúcar (carbohidratos) interfiere con la absorción de proteínas y de vitaminas. Esto no quiere decir que tengas que dejar todos los dulces y jugos del mundo, pero procura comerlos con moderación y no todos los días.

Sal: Quizá lo has escuchado antes, la sal es uno de los principales enemigos del cabello. El exceso de sodio en el cuerpo genera la caída del pelo en grandes proporciones. Tu consumo de sodio no debe superar los 2,300 mg al día, lo que equivale a menos de una cucharadita de sal. Si sufres de presión alta la cantidad es inferior.

Alcohol:  Reduce los niveles de alcohol los fines de semana y en reuniones sociales. El alcohol reduce de forma excesiva la cantidad de zinc, ácido fólico, vitamina B y  vitamina C de tu cuerpo. ¡Olvidate de la copia de vino a la hora de comer! tu cabello te lo agradecerá cuando tengas 50 años.

 

Leave a Comment