¿Qué hace que las mujeres sean buenas en la cama?

En una reciente discusión se propuso una interrogante que sacudió una inseguridad casi universal: ¿Qué hace que las mujeres sean buenas en la cama?. Dime, ¿te lo has preguntado a ti misma?.

Las respuestas variaron entre “habilidad oral” para “no ser un pez muerto”, además de esta respuesta bastante razonable de cuatro hombres: “entusiasmo”.

Más allá de los comentarios, todo esto se reduce a una simple verdad. ¿Qué hace que alguien sea buena en la cama?: Cualquier cosa que haga que en pareja se sienta bien.

Una forma sencilla de hacer sentir bien a tu pareja es hablando y escuchando en la cama.

Una inseguridad popular: Tendemos a hablar sobre el desempeño sexual como si hubiera un conjunto de habilidades sexuales definible, las que podrían ser estudiadas, practicadas y finalmente dominadas siempre y cuando sepas por dónde empezar. Nuestra neurosis cultural sobre el dominio de estas ejecuciones se enfoca en: “¿Soy mala en la cama?”, esta es una de las primeras opciones de autocompletar en una búsqueda en Google.

Una mirada en Google Trends muestra que el número de búsquedas por “mala en la cama” ha aumentado de forma constante durante los últimos 10 años.

google_trends
Fuente: Google Trends

Incluso publicaciones de Cosmopolitan a BuzzFeed han recogido en esa preocupación, listas y pruebas que determinan si eres bueno en la cama, en base a preguntas a partir del número de parejas sexuales y conocimiento de posiciones sexuales.

LEE: ¡Haz ejercicio mientras haces el amor!

¿El verdadero problema? Cada vez que nos aventuramos a responder si somos “buenos” o “malos” en la cama, reforzamos la idea de que hay una manera correcta de tener sexo – o al menos ciertas formas que son mejores que otras.

Confundir “no tener la destreza” con “no saberla”: La experiencia de estar con “buenos” o “malos” en la cama es solo imaginación. Un estudio del 2009 realizado por investigadores de la Universidad de Kansas encontró que de 281 participantes, el 28% de hombres y 67% de las mujeres había fingido un orgasmo durante el sexo.

Si tu pareja no te hace llegar al orgasmo, lo más probable es que no sepa hacerlo. Sin embargo por fingir en lugar de hacerle saber lo que necesitas – con cualquier cosa, desde la comprensión de nuestra anatomía y sobrellevar la estimulación adecuada – estableces que tu pareja es “malo en la cama”.

Hablar como la mejor habilidad de todos: Es por eso que ser capaz de comunicarse es en realidad la “habilidad” más importante para ir a la cama. Eso no es fácil, por supuesto. “Hablar de deseo puede hacerte sentir más íntimo y vulnerable que el sexo en sí mismo,” dijo el educador sexual Kate McCombs para Conections.Mic. “Cuando no estamos teniendo las conversaciones acerca de lo que funciona y qué no, es fácil ser inseguro”, finalizó.

hablar_en_la_cama

Por otro lado, un estudio en el 2012, encontró que aquellos que hablan acerca de sexo en la cama a menudo experimentan mayor satisfacción sexual.

También se dice que “muchas personas están convencidas que la técnica que funciona para un ex o aquella que leyeron en una revista es la mejor forma de hacerlo, ya sea una posición sexual o una técnica de sexo oral”.

Es más fácil de lo que piensas. En la discusión que abrió este debate, hombres dijeron que lo que realmente desean es poder grabarse teniendo sexo con alguien, desdibujarse la cara en el video y luego publicarlo en un foro para dar tips de cómo improvisar.

grabarse_teniendo_sexo

 

Cuando se trata de hacer sexo, tendemos a complicar más que simplificar. En realidad, la respuesta a “cómo ser buena en la cama” es mintiendo al lado de nosotros.

TE INTERESARÁ LEER: Ventajas de tener buen sexo mañanero.

 

 

Leave a Comment