Sexo casual, no siempre es lo que esperas

sexo casual
Imagen de: babycenter.ru

Quienes vieron la serie Sex & the City (Sexo en la  Ciudad) saben que el sexo casual o sin ataduras es uno de los temas favoritos de Samantha Jones, interpretada por Kim Cattrall. En su personaje era característico tener sexo sin ataduras, con quien ella quisiera o considerara bueno en el tema.

El sexo casual no es nada más que tener un encuentro sexual con una persona con la cual desees tenerlo, ya sea amigo o conocido, pero sabiendo que esto no asegura una relación con dicha persona. “En estos días, es más aceptado tener encuentros sexuales sin romance”, asegura Peggy Giordano, profesora de sociología de la Universidad Estatal de Bowling Green, quien estudia el comportamiento sexual de 1,300 adolescentes y jóvenes en el Condado de Lucas, Ohio y le preocupa el fenómeno del sexo sin amor porque “si no hay romance, no hay bases para demandar fidelidad de la otra persona”.

Pero para Dannah Gresh, autora del libro What are you waiting for? The one thing no one ever tells you about sex (¿Qué es lo que estás esperando?; Lo que nadie te dijo sobre el sexo), el sexo casual y las relaciones sin compromiso no evitan que sientas afecto por una persona.

Para ella, quien ha estudiado y aconsejado por más de 12 años a adolescentes y jóvenes sexualmente activos, ha confirmado que existe una unión química creada entre dos personas que tienen relaciones sexuales, ya sea que se consideren amigos o no. “No hay manera de evitarlo”, asegura Gresh.

Recomendamos leer: Lo que él piensa cuando te ve desnuda

Sexo vs químicos

sexo casual
Imagen de: enteratever.com

Y es que las relaciones en las que solo está involucrado el sexo son científicamente imposibles, debido al sistema límbico profundo, que según los neurólogos almacena y clasifica los olores, la música, los símbolos y la memoria, lo cual lo hace el lugar perfecto para que se cree el romance.

Según un estudio del Instituto Médico para la Salud Sexual estadounidense, los químicos del cerebro asociados con el romance y el sexo inundan el sistema límbico profundo durante una amplia variedad de experiencias sexuales. Es por esto que en el cerebro se quedan grabadas esas experiencias e imágenes sexuales.

Explica Gresh que durante el sexo se liberan algunos neuroquímicos críticos, uno de ellos la dopamina, que te hace sentir bien y crea una sensación placentera y de paz. Cada vez que tu cuerpo experimenta esa sensación, el sistema límbico se envuelve en este químico y te hace pedir más de lo que acabas de hacer. En esencia, se crea adicción ya que la dopamina le concede emocionalmente a la fuente de placer, incluso si él o ella es “sólo un amigo”.

La oxitocina es otra hormona sexual que se libera durante la expresión sexual. Este químico se distribuye en pequeñas dosis durante el contacto íntimo cuerpo a cuerpo, pero una cantidad mayor es liberada durante el orgasmo. La función de este químico es crear un vínculo o que le tomes cariño a esa persona.

Placer vs salud emocional y física

Pero no siempre ese afecto que va creciendo hacia el compañero de sexo es recíproco, y es por esto que recurrir a este tipo de “tratado” con un amigo o conocido representa una carencia de la misma persona, asegura la psicóloga María Narváez Pazmiño.

“Es muy negativo, el placer sin compromiso destruye el autoestima. Es verdad que el placer es algo importante, sobre todo con su pareja, pero eso va más allá, porque se tienen que tener metas, compromiso, ayudarse con la otra persona y tener a alguien que te este apoyando siempre”, asegura Narváez.

Además de que esta práctica destruye el autoestima del hombre y de la mujer, expertos en enfermedades de transmisión sexual,  comentan que están muy preocupados por esta forma de tener sexo sin ataduras. “Es una forma directa de esparcir las ETS, como el virus del papiloma humano (VPH), herpes, gonorrea, clamidia y sida. Hay importantes complicaciones para la salud pública”, asegura Tony Paik, profesor adjunto de sociología en la Universidad de Iowa, quien recientemente publicó un estudio sobre este tema.

El problema radica en que las personas que lo practican suelen tener varias parejas al mismo tiempo. El estudio de Paik, Perspectives on Sexual and Reproductive Health (Perspectivas de la salud sexual y reproductiva), descubrió que el 17% de los hombres y el 5% de las mujeres ha tenido en algún momento más de una pareja sexual al mismo tiempo.

Para ambos géneros, tener relaciones sexuales con un amigo o conocido es como ser monógamo. Para Giordano, cuando una persona tiene sexo con un amigo, tiene más confianza en que la otra persona no tiene ninguna enfermedad de transmisión sexual y por eso no utilizan condón.

Toma en cuenta lo siguiente antes de tener sexo casual

sexo casual
Imagen de: sdpnoticias.com

Ahora que te explicamos las posibles consecuencias de tener  sexo casual, te dejamos unas recomendaciones, en conclusión de los especialistas consultados si es que aún quieres seguir con la idea de tener sexo sin ataduras:

  • Conoce bien a la persona antes de tener sexo ocasional, ya que no es lo mismo hacerlo con alguien que acabas de conocer que con un ex o un amigo.
  • Saber que solo conseguirás sexo, esto implica que al día siguiente no habrá llamadas o desayunos en la cama.
  • No aceptes tener sexo con tu amigo de manera espontánea y mucho menos bajo los efectos del alcohol u otras sustancias, ya que tienes que estar plenamente convencida y con tus cinco sentidos.
  • Recuerda que este tipo de “relación” no puede durar mucho, porque uno de los dos terminará enamorándose.
  • Lo más importante: usa condón, de esta forma evitarás contagiarte de cualquier enfermedad, además de evitar un embarazo no deseado.

Recomendamos leer: Sexo en el agua, una fantasía con riesgos

Leave a Comment