Úrsula Strenge: 22 años mostrando su mejor sonrisa

Úrsula Strenge
Consejos Mujeres

Desde programas infantiles hasta revistas familiares, esta presentadora de televisión se ha sabido mantener en la retina de sus seguidores por más de dos décadas. Ahora se alista para los nuevos proyectos que se cocinan en el canal del cerro

Sonriente y a las puertas de cumplir los grandes 40, la presentadora de televisión y psicóloga, Úrsula Strenge, cuenta a las lectoras de Consejos Mujeres cómo han sido los 22 años que ha pasado frente a la pantalla en diferentes programas, mientras combinaba sus actividades con la psicología y su  carrera más importante: ser mamá de tres niñas.

Para Úrsula, estos dos últimos años han estado marcados por dos acontecimientos importantes: el nacimiento de su tercera hija, Cristina, y un diagnóstico en que le detectaron cáncer de piel.Aunque este último no fue grato, le ha servido para dar a conocer su caso y prevenir a las personas de este mal, además de crear una cultura de cuidado alrededor del órgano más extenso del ser humano.

A pesar de que se le detectó el melanoma maligno a tiempo, y pudo tratárselo, tiene que cuidarse por el resto de su vida y evitar los rayos del sol. Confiesa que no ha sido fácil, pero que gracias a su esposo, Iván Nogales, ha logrado salir adelante y sobre todo ha podido mantener el control entre su vida pública y su vida personal. “Al inicio me costó porque si pasaba mucho tiempo en el trabajo se descuadraba algo en otro lado, o mis hijas iban con los deberes incompletos al colegio. Entonces me tocó organizarme como una empresa y asignarle el tiempo a cada cosa”, asegura Uchi, como le dicen de cariño.

¿Cómo te ha tratado estos años la televisión?

Para mi han sido unos años muy gratificantes. Cuando me inicié lo tomé como un hobby, algo temporal, y me fui quedando por los proyectos que me ofrecían. Fui ganando conocimiento y poco a poco se fue convirtiendo en una carrera paralela, porque jamás pensé que este sería otro trabajo, ya que mis proyecciones profesionales siempre estuvieron enfocadas en otro lado -es psicóloga clínica- y poco a poco fui entendiendo que esto me encantaba.

He hecho programas juveniles, infantiles, revistas, de concursos, de playa, musicales, con artistas, entrevistas… y cada uno en su momento me trajo satisfacciones, aprendizajes y marcó una pauta en mi vida

Captura de pantalla 2014-12-15 a la(s) 13.35.07¿Ahora que mencionas tu carrera, por qué decidiste estudiar psicología?

Porque durante el colegio –se graduó en el Jefferson- me uní a un grupo de voluntarios para ir a Fasinarm -centro de apoyo a niños con capacidades especiales-  en el cual desarrollamos actividades, talleres para hacerlos con ellos y ese vínculo a mi me hizo entender que yo quería ayudar a personas que tuvieran dificultades de diferente tipo.

Al principio me quería enfocar en ellos, pero en el año en que entré a la universidad –Católica Santiago de Guayaquil-  no se abrió y escogí psicología porque igual me iba a dar las herramientas, y siento que no me equivoqué, aunque no es algo específico, es más amplio.

¿Esta carrera te ha ayudado a manejar tu vida?

Considero que la psicología te ayuda para toda la vida, así sea que no la apliques de manera profesional. Me ha ayudado en mi día a día, en el trabajo, a entender muchas conductas, a ser tolerante con ciertas cosas que no comprendo, a aceptar lo que es diferente a mí, siento que me ha enriquecido.

¿Te enfocas solo en niños, o también en familias?

De todo un poco. Cuando trabajé en el Hospital Psiquiátrico, trabajé con jóvenes, y también mis primeros pacientes en mi consultorio eran ellos. Pero poco a poco se fueron abriendo más posibilidades y empecé a trabajar con mujeres con casos de maltrato y me gustó mucho trabajar con ese grupo humano. Ya luego que hice la Maestría en Terapia Familiar me interesó el enfoque que se le da, porque cuando un miembro de la familia se encuentra mal, esto altera al resto del círculo, entonces no solo hay que tratar a la persona que presenta el mal. Y por eso me gusta trabajar con todos.

¿Y le has aplicado la psicología a tus hijas?

Dicen que en casa de herrero, cuchillo de palo, (risas). Yo he sido una mamá súper consentidora, eso sí, trato de no salirme de las reglas, impartiendo todos los valores, pero soy una mamá muy flexible, creo en la  autorresponsabilidad, que ellas se hagan responsables de sus acciones. Esto se complica un poco al llevar esa etiqueta de psicóloga y las personas creen que uno tiene que ser equilibrada, perfecta, controlada, pero todos somos seres humanos y tenemos problema independientemente de la carrera que tienes.

Problemas hay, dificultades tengo, frustraciones y mal genio, pero aún así soy una persona y a veces me salgo un poco de lo estipulado por los libros, por ejemplo se recomienda que los niños ya pasados de los 4 ó 5 años no duerman en la cama de sus papás, pero mis hijas se han pasado en la madrugada porque han tenido una pesadilla, o están engreídas por algo especifico o se sienten un poco enfermas, y por eso se los he permitido, cosas que muchas veces no se recomiendan en los libros.

Captura de pantalla 2014-12-15 a la(s) 13.36.58¿Ya que las mencionas, cómo describirías a cada una de tus hijas?

Son súper diferentes cada una. Ana Camila -la mayor, de 11 años-  está en una etapa de transición muy importante, porque si bien es niña ya está presentando conductas de pre-adolescente, con cuestionamientos y gustos que cambian. Es una etapa difícil porque es un reto para ella y para nosotros como padres. Pero es muy dulce y determinante con sus cosas. La segunda -Ivana- es amante de la naturaleza, perceptiva y sensible, ya que sabe identificar los estados de ánimo de las personas, también es deportista y muy activa.

Muchas veces si no tiene nada que hacer en la casa se pone a saltar la cuerda  porque tiene que estar en constante actividad, aunque sea solo subir y bajar escaleras. Y Cristina que tiene un año 10 meses -justo los cumplía el día de la entrevista, el viernes 9 de noviembre- ella es adrenalina pura. Podría decir que es una fusión de ambas, pero con un carácter fuerte.

¿No quisieras tener más hijos después de Cristina?

A mí me encantan los niños y considero que uno debe tenerlos en el momento adecuado. Creo que con Cristina hemos cerrado con broche de oro y me parece que tres es un número bueno. En lo personal me gustan las familias grandes, pero actualmente uno debe tener la cantidad de hijos que responsablemente pueda educar. Pero tampoco me cierro a la oportunidad, porque me encantan los niños y si Dios nos quiere dar uno, yo encantada.

Sé que has sido súper abierta al hablar sobre el cáncer de piel que te detectaron el año pasado, pero ¿cómo le contaste a tus hijas este tema?

Hay situaciones que muchas veces se dice que no se las debes contar a tus hijos porque piensas que no van a entender o no se darán cuenta, pero si iba a haber un cambio en la rutina de la familia iban hacer preguntas, como ¿por qué no vamos a la playa, o la piscina? O paseos al aire libre…  Sobre todo era privarlas porque no haríamos las actividades que hacíamos cotidianamente, porque ellas tienen mi mismo tipo de piel y son candidatas a que un futuro, Dios no lo permita, podrían tener algo similar y por eso me senté hablar con ellas y contarles sobre los cambios que haríamos, que más se basaban en los horarios que realizaríamos, como ir a la playa muy temprano en la mañana o ya muy tarde tipo 4 de la tarde, todo con mucho bloqueador.

Al inicio les costaba mucho, pero cuando las llevé al dermatólogo él les explicó los daños que podrían tener y empezamos a reeducarlas sobre el tema. Actualmente ellas tienen metido el bloqueador en la maleta y son súper abiertas al tema, lo conversan y lo explican. Siento mucho orgullo porque lo han asimilado súper bien, además porque respetan y cuidan a su mamá.

¿Cómo fueron esas semanas de tratamiento, porque también te fuiste de viaje para chequearte?

Fue porque cuando planificamos tener a la tercera nena sacamos un seguro internacional para cubrir los gastos de la maternidad, y como estaba asegurada mi esposo me dijo que nos vayamos a Houston a confirmar este diagnostico, abrir carpeta al hospital MD Anderson, que es especializado en cáncer. Enviamos las muestras y en ese momento me dijeron que solo me aplique el bloqueador desde que inicia el día. Cuando ya pude ir, cuatro meses después, me confirmaron que aquí habían hecho un gran trabajo y lo confirmaron todo. Me dijeron eso sí que siga con los mismos cuidados y que regrese después de un año, cosa que no he podido hacer.

Regresando un poco a tu trabajo en la tele, ¿cómo te sentiste al actuar de mala en la novela María la del Carro, en el programa de En Contacto?

La novela surgió cuando en el programa conversamos sobre una novela en el segmento “Confesiones”-donde se tratan temas tras bastidores de reconocidas novelas Latinoamericanas-  e hicimos un sketch y poco a poco se fue creando el capítulo uno, dos, tres y a las personas les gustaba mucho, y poco a poco se convirtió en parte del programa. Fue súper chistoso actuar de mala con María Teresa, que somos grandes amigas. Me encantó porque creo que soy actriz y cantante frustrada.

Cuando actué en doctor Expertus, mi personaje, Hanna, tenía una opuesta, Wanda que no tenía los mismos valores y me tocó hacer de mala y me gustó porque era un personaje completamente diferente a mí. Eso era lo que me gustaba de Úrsula Emperatriz -personaje en la novela- porque si bien era mala, hacía reír.

Captura de pantalla 2014-12-15 a la(s) 13.38.24Bueno, vas a llegar a los 40 años, ¿qué esperas ahora?

Hasta ahora no se qué pasará hasta más adelante, en lo personal no tengo conflicto con la edad, lo digo abiertamente, pero sí hay cambios en el cuerpo como que te cuesta bajar más rápido de peso, la energía ya no es la misma de antes, al igual que las líneas de expresión y hasta ahora lo llevo con humor. No sé qué pasará más adelante, pero hasta ahora los llevo con alegría y con la frente en alto.

¿Y celebrarás tus 40?

Yo le dije a mi esposo que los celebraré a lo grande, a pesar de que no soy mucho de fiestas, pero le dije: “Iván, el próximo año cumplo 40 años y 22 en la televisión, así que hay que celebrarlo”. El 1 septiembre cumplo 40 años y el 28 de octubre fue la primera vez que salió al aire el primer programa en el que estuve.

Para finalizar, tres consejos que le darías a las mujeres:

Mantener una buena actitud a pesar de las dificultades de la vida –       Brindar siempre lo mejor de ti –       Mente positiva

Cédula Consejos Mujeres:

Nombre completo: Úrsula Hanna Strenge Chávez

Apodo: Ushi, Ursulita, Colorada

Edad: 39 años

Tiempo de casada: 12 años

Comida favorita: Todo lo que tenga verde y la comida italiana

Mascotas: Tres perros y dos gatos

Look: Jean y camiseta porque me hace sentir cómoda

Hincha de un equipo: Emelecista, pero de las turras (risas) porque no estoy muy informada

Parte favorita del cuerpo: Mis ojos y mis piernas

País que quisieras visitar: India

Debilidades: Muy sensible y temática con el orden

Fortalezas: Optimista, pienso bien de los demás y muy responsable

No sales de tu casa sin: El celular y la cartera donde encontraras de todo, desde pañales y cremas hasta curitas

Banda favorita: The Beatles

Amor platónico:  Jhonny Depp

Filosofía de vida en una frase: Cuando buscas lo bueno, nunca dejas de hallarlo, eso lo decía mi abuelita

 

Entrevista realizada en el 2013

Leave a Comment