La dependencia emocional es un problema real que afecta a muchas personas, cuyas relaciones lejos de ser algo beneficioso para ellas, se trata de todo lo contrario. Ya que esto perjudica a la salud mental de la persona implicada. Su autoestima disminuye hasta el punto en el que afecta a la mentalidad e incluso se puede notar en el físico. Para que comprendas la gravedad sobre la dependencia emocional, a continuación te traemos todos los peligros que conlleva la misma.

  • El problema que más se destaca en una relación dependiente, es que la persona que depende pierde toda su autoestima, por lo que su personalidad se vuelve nula, pierde su chispa. En caso de la relación termine, es probable que la persona afectada caiga en una depresión profunda, pues todo su mundo gira entorno a la pareja que acaba de perder.
  • Cuando la persona dominante de la relación se da cuenta del poder que tiene sobre la otra, comienza a abusar del mismo. Adoptando conductas inaceptables que cualquier persona con autoestima no soportaría ni de chiste.
  • Por último, la dependencia emocional se transforma en trastornos de salud muy complejos, es común que una persona dependiente sufra de cambios de humor bruscos, depresión, ansiedad, entre otros problemas relacionados a la salud mental.

Bajo ninguna circunstancia permitas el abuso de tu pareja, recuerda que una relación es bella si existe el respeto entre ambos integrantes y la comunicación. No hay excusa para el maltrato, ningún error que cometas le da derecho a nadie a faltarte el respeto, ridiculizarte o maltratarte.

Fuente: Bezzia