ansiedad
Este trastorno ha ido perdiendo relevancia, debido a la gran cantidad de personas que afirman tener ansiedad cuando no es así.

El uso frecuente de la palabra ansiedad, lejos de ayudar a las personas, las perjudica. La palabra es tan usada a nivel mundial, que poco a poco ha ido perdiendo relevancia y se la toma más a la ligera. Sin embargo, la ansiedad es un problema serio que debe ser tratado, y no tomado a la ligera como en la gran mayoría de los casos.

Algo que todos los padres deben enseñar a sus hijos, es el valor de las palabras que salen de su boca. Jamás decir nada a la ligera, pues las palabras son un arma muy peligrosa. Todo comienza diciendo «Me siento mal», esto puede provocar que una persona asuma que tiene ansiedad, lo cual se confirma cuando de su boca salen frases como: «No duermo por ansiedad», «No puedo presar atención debido a mi ansiedad», entre muchas otras. Es allí donde se debe buscar la forma de calificar tan malestar, qué tan grave es, qué es lo que lo provoca y cómo solucionarlo.

Muchas personas suelen pensar que viven con ansiedad, cuando la realidad es otra totalmente diferente. Y en lugar de trabajar para solucionar sus problemas, se centra en otro totalmente inexistente. Existen varios casos que son confundidos con la ansiedad, de entre los cuales destacan: el estrés, síndrome de burnout, angustia, entre otros.

La ansiedad es un estado en el que te sientes aislada, además de presentar un mal donde tienes preocupación, tras preocupación, volviendo algo imposible realizar tus rutinas establecidas. Cuando una persona sufre de ansiedad, todos sus pensamientos se tornan negativos y muy pesimistas. Es un mal que afecta tanto a las personas, que incluso repercute en la forma cómo realiza sus actividades diarias.

Síntomas que presenta una persona ansiosa

  • Ataques de pánico. Se trata de un estado incontrolable, donde la persona pierde todos los estribos y a su mente llegan pensamientos de catástrofes, muerte y locuras. Suelen tener una duración de entre 10 y 30 minutos, lo ideal es que cuando una persona sufra un ataque de pánico, siempre tenga a su lado a una persona que le sirva de apoyo emocional.
  • Fobias. Todas las fobias tienen algo en común, el miedo y repulsión incontrolables hacia algo o alguien, en las personas con ansiedad suelen presentarse fobias como: Agorafobia(miedo a los espacios abiertos), Fobia social(temor de convertirse en el centro de atención). Además de que se le suelen unir otras fobias comunes, como lo son a las alturas, arañas, sangre, etc.

Fuente: Revista moi