La llegada de la primavera es una época muy bonita del año, ya que se pasa de los días de frío a unos más cálidos y agradables. Sin embargo, con la estación también llega la temporada en la que todo florece y también se llena de polen. El polen es muy perjudicial para las personas alérgicas, ya que empeora sus alergias y sufrirán de muchos estornudos y mucosidad. Lo más normal es que las personas controlen los síntomas con medicinas, pero existen otros métodos para evitarlo que presentaremos a continuación.

Cabello y alergias, ¿Por qué se relacionan?

El cabello es una zona riesgosa, ya que allí se suelen acumular grandes cantidades de polen. Si piensas que no estás propensa a eso al no vivir en zonas de extensa vegetación, estás equivocada. Basta con caminar por un parque o pasar bajo un árbol para que tu cabello se llene de indivisibles partículas de polen. Este mismo puede llegar muy fácilmente a tu nariz y ojos debido a que basta con pasar suavemente tus manos sobre tu cabello para que se llenen de polen y luego con rascarte alguna parte del rostro ya lo estarías dejando muy cerca de tus ojos y nariz.

Si eres propensa a las alergias en primavera y quieres evitar todas las molestias que éstas conllevan, deberás cuidar muy bien tu cabello, pero ¿Cómo hacerlo?. La respuesta es sencilla, basta con que al salir cubras tu cabello, ya sea con un sombrero, gorro o pañuelo. Así podrás retirarlo una vez que ya te encuentres bajo techo y no sufrirás del polen en tu rostro.

Fuente: Cosmopolitan