Incluso la pandemia no fue impedimento para el estreno de la muy esperada película de Marvel «Black Widow». Sin embargo, sí fue motivo de gran retraso para la realización de la misma. Hoy en día ya se estrenó y a continuación te traemos la experiencia de Rachel Wheiz encarnando a Iron Maiden en el film.

Ganadora de un Oscar y reconocida por su participación en Mujeres Complejas, ahora se encuentra en la piel de Melina Voskotoff, una espía rusa que se convirtió en la rival principal de nuestra querida Natasha Romanoff, más conocida como Black Widow. A continuación unas preguntas que la actriz respondió sobre la película.

¿Qué nos puedes decir sobre Melina?

Melina, mi personaje, es posiblemente la persona más literal que conocí. No entiende para nada las ironías, lo que para mí es muy gracioso. Ella es una Widow. La reclutaron de muy joven y pasó cuatro veces por la Habitación Roja cuatro veces.

¿Qué fue lo que más le llamó la atención sobre este proyecto?

Desde hace tiempo quería trabajar con Cate Shortland y que ella estuviera a cargo de la película en solitario de Black Widow lo hacía ya un proyecto muy interesante.

Cate, como directora, es muy instintiva: ella escucha a todos y puede ser muy seria, muy sutil, muy divertida, muy fuerte y muy amable. Fue una gran satisfacción trabajar con ella, porque es una líder espectacular.

¿Experimentó algún tipo de entrenamiento en lucha?

Hice una escena en la que tenía que darle una paliza a un soldado de la Habitación Roja de forma bastante feroz. Pero el equipo de dobles me insistía que lo disfrutara, así que fue más como una danza coreografiada.

James Young, el coordinador de peleas, me mostró las secuencias y lo convirtió en algo muy entretenido. Incluso cuando tenía que hacer algo increíblemente violento y agresivo, él me decía: “Disfrútalo” y creo que fue una buena manera de hacerlo.

Fuente: ActitudFem