Ser madre, a pesar de ser la experiencia más hermosa para muchas, también es el trabajo más complicado que una mujer puede tener. En la maternidad no hay horarios, ya que debes estar siempre 24/7 para tu hijo. Y si a eso le sumamos las tareas del hogar, un trabajo de oficina y demás actividades, la labor se vuelve casi imposible. Es por esa razón que es motivo de orgullo aquellas mujeres que son madres, profesionales, reinas del hogar y cuidan su apariencia. Ante esa situación existe un mal que afecta a muchas madres alrededor del mundo, del cual hablaremos a continuación.

¿Qué es el síndrome de mala madre?

Se trata de la aparición de una avalancha de sentimientos negativos en toda madre. Las madres normalmente suelen sentir que descuidan a su familia, o que su esfuerzo no es suficiente para darle a sus hijos todo lo que merecen. Lo cual suele afectar negativamente a la salud mental de muchas madres a nivel mundial.

¿Qué hacer para afrontarlo?

Lo primero que debes hacer para no sentirte así nunca más, es suprimir ese sentimiento de culpa, ya que no eres culpable de nada. Algo que te puede ayudar a lograrlo es delegando tareas. Pide ayuda a tu pareja y trabajen en conjunto para que su hogar y familia se mantengan siempre bien. Ten siempre presente que nadie es perfecto, incluso habrán veces en las que falles, pero eso es lo que te vuelve humana. Aprende de tus errores y evita cometerlos en el futuro. Recuerda que los niños no necesitan una madre perfecta, necesitan una madre que les de cariño, atención y los llene de mucho amor.

Fuente: ActitudFem