Cuando alguien mira a un niño malcriado o maleducado, lo primero que se le viene a la mente son unos padres permisivos que simplemente compran juguetes al niño. Para que así se mantenga distraído y no hacen nada por corregir su conducta. También hay otras acciones que desembocan en este tipo de actitudes en los más pequeños. La primera es cuando los padres prefieren evitar corajes o problemas y simplemente ignoran al niño y lo que sea que esté haciendo.

Tener este tipo de acciones con niños es algo muy perjudicial para ellos. Además de que tendrá severas repercusiones en su futuro. Por ese motivo, a continuación te brindamos unos consejos que te servirán para educar a tus niños y mantener la paz en el hogar.

  • Muéstrale los límites. En este punto el lenguaje que utilices será muy importante, asegúrate de utilizar palabras con las que entiendan por completo lo que intentas decir. Por ejemplo, si vas a comprarle algo a tu niño no será lo mismo decirle «Ok, te lo compro», porque pensará que puede conseguir más, a decir «Está bien, pero no te compraré nada más».
  • Nunca permitas que sus berrinches te venzan. Puede parecer muy complicado, pero si cedes una sola vez a un berrinche, lo más probable es que nunca se detengan. Por ese motivo, debes mantenerte lo más firme posible y dejarles ver que nada te hará cambiar de opinión.
  • No les des regalos si no hacen nada por conseguirlos. Cuando un niño es demasiado mimado y obtiene todo lo que quiere, incluso lo que no pidió. Es probable que en su adolescencia y adultez no comprenda la importancia de hacer una acción para conseguir un bien. Además que al no tener que ganarse nada es posible que no le de la importancia a los objetos o el dinero y piense que todo se puede obtener solo con pedirlo.
  • Mantente firme, pero también cede si así lo crees necesario. Si tus niños te están pidiendo salir a jugar o ver televisión, comer un helado o lo que sea y tú no consideres que se lo merecen, es normal negarte. Sin embargo, si están dispuestos a hacer sus tareas y ayudarte en algo para ganarse ese permiso, puedes ceder ante ellos. Ya que así les estarás enseñando que todo en la vida debe ganarse.
  • Ayúdalos a comprender que todo esfuerzo trae su recompensa. No todo se puede obtener de gratis, por esa razón una excelente forma de educarlos es mostrarles que en esta vida no les van a regalar nada y todo tienen que ganárselo, ya sea con trabajo, educación, entre otros.

Fuente: ActitudFem