La mayoría de mujeres no suele dormir las 8 horas recomendadas por expertos, el promedio es de alrededor de 6,3 horas de sueño al día. A eso se le suma que al momento de dormir ninguna olvida sus problemas, tampoco busca relajarse. Lo cual ocasiona que el sueño, lejos de ser reparador, se vuelva pesado y se despierten incluso peor de lo que estaban antes de acostarse.

Según un estudio de la Universidad de Murcia, las mujeres españolas no duermen las horas recomendadas por la Academia Americana del Sueño. Si se realiza una comparación, la falta de horas de sueño afecta mayormente a las mujeres que a los hombres. Basta con observar las cifras que en el estudio se presentaron, donde la cifra de mujeres que no descansan adecuadamente es de un 45%, mientras que los hombres un 30%.

¿Cómo conseguir un sueño reparador?

Lo esencial para dormir bien es no forzar el sueño, en caso de que no sientas deseos de dormir, simplemente busca relajarte y verás como poco a poco te sientes adormilada. Un tip interesante para conciliar el sueño lo antes posible es aprender a desconectarse del mundo, dejar todos tus problemas fuera de la cama te permitirá descansar sin problemas ni remordimientos.

Si eres una persona que sufre de ansiedad, existen algunos productos que pueden ser de mucha ayuda. Este tipo de productos llegaron al mercado por motivo de la pandemia. Muchas personas tuvieron demasiados problemas para dormir debido a todo el estrés y preocupación acumulados por la crisis sanitaria a nivel mundial. Por esa razón, salieron al mercado las mantas o cobijas pesadas. Pero, ¿Cómo funcionan?, es simple, se trata de unas cobijas que son ligeramente más pesadas y pueden mejorar el sueño de quienes las usen. Su forma de trabajar es mediante algo llamado Deep Touch Pressure, se trata de aplicar una ligera presión sobre los músculos para relajar el cuerpo y así conciliar el sueño.

Fuente: Mujer Hoy