Ya pasaron unos días desde que la corte hizo público su veredicto, en el cual se rechaza la petición de Britney sobre recuperar su propia tutela, manteniéndose en manos de su padre. Esta devastadora noticia entristeció a millones de fanáticos, quienes apoyaron fielmente a la artista. Sin embargo, otro triste acontecimiento ocurrió tras perder el juicio.

El equipo que seguía a Britney poco a poco se fue disolviendo, pues cada miembro comenzó a presentar su renuncia. El más reciente abandono fue el de San Ingham, quien fungía como su representante legal y abogado. Sin duda una gran pérdida. Afirmó que tras 13 largos años de defender a Spears, le pidió al tribunal de manera muy formal que asigne a otro equipo.

Entre las demás renuncias que se presentaron a la artista, se encuentran la de su representante Larry Rudolph, quien fue su manager durante 25 largos años. Por otro lado, el cotutelar de las finanzas de Britney y Jamie también renunció a su cargo. Por lo que sus finanzas quedaron enteramente encargadas a su padre.

Estas pérdidas para Britney vienen en uno de los momentos más complicados de su vida, ya que acaba de fracasar en su petición para recuperar su libertad de decisiones.

Fuente: ActitudFem