Los problemas visuales no perdonan a nadie, incluso suelen presentarse a edades muy tempranas, afectando así la infancia de muchos niños. Sin embargo, es allí donde los padres deben estar más atentos, ya que una pronta atención a problemas de la vista, definirá si podrán ser corregidos o tendrán que vivir con ello toda su vida. Las enfermedades que se presentan con más frecuencia son la miopía y astigmatismo, por ende, conocer sus causas, y síntomas permitirá a los padres estar preparados para actuar si en algún momento se presentan en sus niños.

Por un lado, la miopía es un desperfecto que provoca que la imagen no sea percibida correctamente, sino que se vea borrosa. Esto se debe a que la luz no penetra con normalidad por la retina, logrando así que el enfoque sea casi nulo. Por otro lado se encuentra el astigmatismo, una enfermedad tratable que impide a muchos niños ver de cerca o de lejos.

¿Qué causa estas enfermedades?

Las causas suelen ser variadas, pero dependen mucho del sistema visual de los niños. Por lo que cualquier deformidad en el mismo podría desembocar en uno de estos dos problemas.

Causas de la miopía

  • Genética. La mayoría de niño que presentan miopía, se debe a que uno de sus padres cuenta con la enfermedad y se la hereda a sus hijos.
  • Patológica. Existen ciertas enfermedades que desembocan en afectaciones a la vista. Enfermedades como la obesidad o diabetes pueden hacer que un niño desarrolle miopía temporal o incluso permanente.
  • Ambiental. Exponerse a luces fuertes, aparatos electrónicos o estudiar con una luz inadecuada, podría hacer que niños y adolescentes desarrollen miopía.
  • Tóxica. En este caso es importante estar pendiente de lo que tus niños se lleven a la boca, ya que existen infecciones que provocan miopía temporal o permanente en niños.

Causas del astigmatismo

Las causas del astigmatismo no suelen deberse a factores externos, ya que dependen mucho de la estructura del ojo de tu niño. Por lo que es importante que prestes atención a lo siguiente.

Si las curvaturas del ojo no están en su lugar, podría provocar que la imagen no penetre por completo en la retina, y esto puede deberse a dos factores importantes.

  • Una mal curvatura de la córnea que impide que la luz llegue de manera correcta a la retina.
  • El cristalino presenta una deformación, la cual no permite que se lleve una transición completa de la luz al ojo.

Síntomas del astigmatismo y miopía

Entre los síntomas más destacados se encuentran los siguientes:

  • Visibilidad borrosa e incluso distorsionada.
  • Cansancio en los ojos, ardor, sensación de sueño.
  • Dolores de cabeza o migrañas.
  • Mayor dificultad para ver por las noches.
  • Tener que entrecerrar los ojos para poder ver de lejos. (Miopía)
  • Acercarse demasiado a un objeto para poder apreciarlo.

Fuente: Portal Femenino