Las zonas erógenas son aquellas en las que sientes más placer al ser estimuladas, tanto mujeres, como hombres, cuentan con estas zonas por todo el cuerpo y aunque no lo creas, muchas mujeres no conocen su cuerpo a profundidad. Si ese es tu caso, la información que te brindaremos te ayudará muchísimo a conocerte más. Por otro lado, también te ayudará a guiar a tu pareja por todo tu cuerpo y tus zonas más sensibles.

  • Orejas

Las orejas son una zona, que a pesar de no ser íntima, resulta erógena al momento de juego previo al coito. Allí es donde tu pareja puede introducir ligeramente su lengua en tu oreja y hacer movimientos circulares, también funciona dar pequeños besos en la parte del lóbulo.

  • Cuello

Sin duda una zona mágica, allí podrán darte besos, caricias, lamidas e incluso pequeñas mordidas. Sin embargo, debes recordar que debe ser todo sutilmente y muy suave, ya que en caso de ser muy fuerte, es casi seguro que tendrás heridas e irritaciones. La piel del cuello es muy sensible, por lo que todo lo que hagas ahí debe ser muy suave.

  • Ombligo

Es un lugar muy sensible al tacto, en esa zona tu pareja podrá besarte y lamerte, incluso colocar alguna fruta como fresa o uva. Así tendrá una excusa para lamer y comerte esa zona.

  • Nalgas

Hay mucha sensibilidad en la zona entre los glúteos y muslos, por lo que las caricias y fricción allí pondrán caliente a cualquier mujer. Incluso las pequeñas palmadas y agarres firmes te brindarán sensaciones de placer.

Fuente: Mujer&Punto